Europa apoya el primer test de sangre para la detección precoz del Alzhéimer

(La Vanguardia) Más de 700.000 personas en España sufren alzhéimer y se calcula que se podría llegar a los dos millones de casos en 2050 y a 132 millones a nivel mundial, según el Plan Integral de Alzheimer y otras Demencias del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Esta enfermedad, además, supone un importante esfuerzo económico para las familias. La Confederación Española de Alzheimer apunta que el coste medio del cuidado de una persona en esta situación es de más de 31.000 euros anuales. Pese a su gran impacto, todavía no existe ninguna cura y el porcentaje de fracaso en ensayos clínicos es casi del 100 %. Los estudios actuales se centran en pacientes con síntomas tempranos, por lo que, para probar la eficacia de un fármaco, es clave detectar con fiabilidad aquellas personas que van a desarrollar la dolencia en el futuro.

Quizás hay fármacos que funcionan, pero no se ha podido demostrar su eficacia porque los pacientes que han formado parte de estos estudios, o bien estaban en etapas avanzadas de la enfermedad, o bien no iban a desarrollar alzhéimer declara Marta Barrachina, directora general y cofundadora de ADmit Therapeutics, que ha creado el primer test basado en el análisis del ADN de una simple muestra de sangre para la detección temprana de la enfermedad.

Hemos desarrollado un algoritmo predictivo que, tras purificar el ADN, procesarlo en el laboratorio y secuenciarlo, permite definir el porcentaje de desarrollo de la enfermedad en pacientes en etapas iniciales de la misma con un diagnóstico de deterioro cognitivo leve, explica Barrachina.

El sistema que ha desarrollado ADmit Therapeutics, llegará previsiblemente al mercado a finales de este año y supondrá un paso de gigante en la lucha contra el alzhéimer. Por un lado, ofrece a la persona afectada una información muy relevante. Por otro, será clave para encontrar un tratamiento que cure la enfermedad, pudiendo seleccionar los pacientes adecuados para los ensayos clínicos.

Un proyecto viable gracias a la financiación de la UE

El desarrollo de este test ha sido posible gracias al apoyo de Europa, más en concreto, al programa Acelerador del Consejo Europeo de Innovación. Es gracias a la Unión Europea que estamos donde estamos. Sin el apoyo de la UE no hubiese sido posible seguir adelante, subraya Barrachina, y añade: la obtención de la ayuda es un proceso complejo y muy competitivo, pero muy gratificante, ya que implicas a todo el equipo y aprendes de todos.

Fue una alegría indescriptible, enorme. Estábamos en un punto de inflexión. Para seguir avanzando necesitábamos 4 millones de euros y nuestro proyecto era de alto riesgo. Estábamos en una fase muy inicial y hay mucho temor alrededor de todo lo relacionado con alzhéimer por el índice de fracasos en estas inversiones. Además, nosotros hemos desarrollado una herramienta de diagnóstico y apostar por esta sin una cura existente… era complicado. Nuestro proyecto era del tipo que necesita estos apoyos.

Nos permitió crecer y profesionalizarnos: pasamos de ser un equipo emprendedor a un equipo profesional, con proyección internacional, comenzando ya a tener el perfil de equipo industrial, con el sello de calidad que te ofrece la Unión Europea.

¿Cómo benefician a la sociedad proyectos de innovación como este?

Nosotros somos los primeros que entendemos que es un riesgo invertir en este tipo de proyectos, pero si acabas teniendo éxito, todo lo que la sociedad ha invertido en ti, lo devuelves multiplicado por muchos dígitos.

Cuatro consejos para cualquier empresa que se plantee optar a estas ayudas

Redactar la solicitud de financiación con todo el equipo: desde el área tecnológica a la comercial.
Tener una base tecnológica-científica rigurosa y coherente.
Ser resiliente. Nosotros lo conseguimos a la primera, pero no es frecuente.
Integrar los comentarios de los evaluadores si la solicitud no sale a la primera.

Oportunidades de financiación de la UE para innovadores

Hay muchas pymes, empresas emergentes y entidades innovadoras que han hecho realidad sus proyectos gracias a la Unión Europea.

El Acelerador del CEI ofrece a las pymes, empresas emergentes y emprendedores, la posibilidad de acceder a subvenciones de hasta 2,5 millones de euros para financiar proyectos de cierto riesgo, pero con un gran potencial. Además, también permite el acceso a inversión de capital para actividades comerciales y de refuerzo de su presencia internacional. España es el país que más éxito ha tenido en la consecución de estas ayudas con 1.034 proyectos financiados (si tenemos en cuenta su antecesor, el Instrumento Pyme) entre 2014 y 2022.

El Programa LIFE, por su parte, apoya con hasta un 60 % del presupuesto total proyectos de empresas e instituciones sobre medio ambiente o acción por el clima. LIFE acaba de cumplir 30 años y en este periodo ha apoyado más de 900 proyectos en nuestro país.